nav-left cat-right
cat-right

Cambio de rumbo en la política española

Cambio de rumbo en la política española

Después de siete años de gobierno socialista en España, el pasado 20 de noviembre los españoles apostaron por el cambio. El Partido Popular, presidido por Mariano Rajoy, alcanzó unos resultados históricos en las urnas y será el encargado de dirigir las riendas del país en los próximos años. Con más de cinco millones de parados, lo que supone más del 20% de la población en paro, el nuevo Ejecutivo tendrá como prioridad absoluta impulsar la recuperación económica, así como el conseguir que España vuelva a ser un país que genere confianza a nivel internacional.

Durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero las relaciones del Gobierno español con Estados Unidos han tenido demasiados altibajos. No obstante, a partir de ahora es de esperar que la buena sintonía entre ambas administraciones se recupere. El nuevo gobierno de Mariano Rajoy debería apostar por reforzar los vínculos con Estados Unidos, especialmente por el gran potencial que supone para España la comunidad hispana estadounidense, con más de cincuenta millones de personas. El intercambio cultural, económico y social repercutirá positivamente en ambos países, que comparten una herencia común desde hace siglos y cuyas nuevas generaciones no deberían obviar.